Instituto de Córdoba demolió esta noche a San Lorenzo por 96-78, y de ese modo el campeón de la Liga Nacional de Básquetbol 2018/19 saldrá del séptimo y último partido de la serie final.

Después de tres cuartos sumamente parejos (69-66 en favor de Instituto), el partido se decantó en favor del equipo cordobés en los últimos diez minutos.

Habrá que señalar entonces como principales responsables de esa situación a Luciano González y sus 32 puntos; el aporte del uruguayo Esteban Batista (16 puntos), en el momento de quiebre del partido; y lo que entregaron Facundo Piñero (20 puntos) y el estadounidense Sam Clancy (12 puntos), en distintos pasajes.

Pero además de eso, Instituto fue el trabajo de sus hombres altos (Batista, Clancy y Pablo Espinoza) para pelearle de igual a igual a la jerarquía internacional que San Lorenzo tiene en la zona de la pintura; la presión defensiva; y la eficacia en los lanzamientos (54 por ciento en tiros de campo, con un 13/19 en triples).

San Lorenzo como en otros partidos de la serie se fue desdibujando con el transcurrir de los minutos, pero a diferencia de esas otras ocasiones no pudo regresar al juego…por culpa de Instituto.

A pagado Dar Tucker (10 puntos, todos ellos en el primer tiempo); con un Nicolás Aguirre (7 puntos, 4 rebotes y 6 asistencias) intermitente, San Lorenzo dependió de José Vildoza (22 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias), el canadiense Joel Anthony (17 puntos, 3 rebotes y 3 tapas), y la tarea en zona pintada.

El séptimo y último partido se jugará el próximo jueves, a partir de las 21, en el Polideportivo Roberto Pando de Boedo, y al término del mismo se sabrá si San Lorenzo se convierte en el primer equipo en ganar cuatro títulos de manera consecutiva, o si Instituto suma su primer título de Liga Nacional.

Foto: @InstitutoACC