Agustín Creevy afirmó que Jaguares llegó a Nueva Zelanda para ganar la final del Súper Rugby, más allá de reconocer que el partido será difícil y que Crusaders es el “mejor equipo” del torneo.

“No es imposible. Venimos acá a ganar, no a ver qué pasa. Tenemos con qué y sabemos cómo”, puntualizó Creevy en declaraciones realizadas a la web de Jaguares.

El plantel de Jaguares arribó hoy a Christchurch, la ciudad neozelandesa donde el próximo sábado enfrentará a Crusaders por la final del Súper Rugby, tras realizar una escala en Auckland.

“Llegamos acá porque hubo una maduración de todos los que componemos Jaguares. Antes entrábamos a la cancha a ver qué pasaba y hoy somos conscientes que se pueden ganar todos los partidos. Cada año fuimos aprendiendo y madurando”, agregó. 

Creevy, quien fue capitán del equipo durante dos temporadas, es uno de los jugadores que más veces enfrentó a equipos neozelandeses en el Súper Rugby, con 12 presencias.

Enfrentar a las franquicias de Nueva Zelanda es especial. Son los equipos a los que mirábamos y seguíamos cuando arrancamos en este torneo. Crusaders es el mejor equipo del torneo y lo ha demostrado pero no hay imposibles en el deporte“, afirmó.

Cuando se le preguntó por los factores que influirán en el desarrollo del partido, más allá del juego que proponga cada uno, el hooker indicó que “más allá de las virtudes de cada uno, la diferencia va estar en la cabeza. En una final donde trabaja mucho la cabeza y las presiones”.

Foto: Prensa Jagures