El centro Ryan Crotty y el segunda línea Scott Barrett se perderán la final del Súper Rugby que Crusaders de Nueva Zelanda jugará el próximo sábado ante Jagures por fracturas sufridas en sus manos en el encuentro de semifinales ante Hurricanes.

Crotty sufrió la fractura del pulgar izquierdo, ya fue sometió a una cirugía el domingo último, y su tiempo de retorno a la competencia será de 8 semanas.

Por su parte Barrett padeció la fractura del segundo metacarpiano de la mano derecha, en la base de su dedo índice, y su recuperación demandará de 5 a 6 semanas.

Tras lesionarse en el encuentro ante Hurricanes, a los 48 minutos, Crotty fue reemplazado por Braydon Ennor; mientras que Luke Romano ocupó el lugar de Barrett, a los 41.

Foto: BNZ Crusaders