Diego Schwartzman consiguió su pase a la segunda ronda de Wimbledon al superar esta tarde en cuatro sets al australiano Matthew Ebden, en un partido en el que por momentos la pasó mal.

Schwartzman, 24 preclasificado, se impuso a Ebden (95 del ranking mundial) por 6-4, 3-6, 6-3, y 6-2, en un partido que se jugó en la cancha número 15 por espacio de 2 horas 09 minutos.

El partido entre el “Peque” y Ebden tuvo vaivenes. Schwartzman se puso 5-0 en el inicio tras quebrar en tres ocasiones el saque de su rival, pero a partir de ese momento el australiano se metió en partido y le complicó las cosas.

Sin embargo la diferencia sacada al principio le permitió quedarse con el parcial por 6-4.

El arranque del segundo set prolongó el mal momento del argentino. En un abrir y cerrar de ojos, a partir de la presión que ejerció sobre el segundo saque de Schwartzman, Edben se puso 3-0, y sólo le bastó con equiovocarse lo menos posible, para llevarse el set, y dejar igualado el encuentro.

En el comienzo del tercer parcial no hubo respuesta de parte del “Peque”. Volvió a perder su servicio, y todo parecía indicar lo peor, pero sin embargo se recuperó.

Recuperó el quiebre en el segundo game, y volvió a quedarse con el saque de Ebden en el cuarto, para pasar a ganar 3-1, y desde entonces no hubo vuelta atrás, porque recuperó la confianza de su saque (ganó el 71% de sus puntos con el primer servicio), y con eso le impidió jugar cómodo a su rival.

Con esta victoria, Schwartzman tiene ahora un récord de 2-4 en Wimbledon, e igualó su mejor actuación en el Grand Slam que se juega sobre césped, la cual tuvo lugar el año pasado.

En la siguiente instancia, Schwartzman se enfrentará al alemán Dominik Koepfer (130), quien en su debut derrotó al serbio Filip Krajinovic (52) por 6-3, 4-6, 7-6 (9) y 6-1.