Arturo Vidal, uno de los jugadores de Chile que participó de las dos finales consecutivas de Copa América que el La Roja le ganó a Argentina, consideró tras la derrota de su seleccionado ante Perú que el partido por el tercer puesto “no tiene ninguna importancia”.

Es un partido en el que se pelea el tercer lugar, que no tiene ninguna importancia, sino que es para cumplir nomás”, manifestó en conferencia de prensa, aún dolido.

En el mismo sentido, Vidal dijo que “no hay muchas ganas de jugar el tercer lugar”, aunque celebró volver a enfrentar a su compañero en Barcelona Lionel Messi, “el mejor del mundo”.