Nicolás Otamendi fue víctima de una de las dos infracciones que reclama Argentina que debieron ser penal y no fueron siquiera revisadas por el VAR en la semifinal de Copa América perdida ante Brasil, y hoy denunció una mano negra a través de sus redes sociales.

Si bien el marcador central no utilizó la expresión, en su mensaje colocó el emoji de una mano de color oscuro. Además, utilizó comillas para rodear la palabra Robará, a modo de guiño.

“Más allá de la (dibujo de una mano negra) nadie nos “Robará” la ilusión de seguir inténtalo. Vamos Argentina”, escribió Otamendi en su cuenta de Twitter, y acompañó la frase con imágenes del seleccionado argentino entonando el himno.