Estados Unidos venció hoy 2-0 a Holanda en la final del Mundial de fútbol femenino, que se disputó en Francia, y retuvo el título obtenido hace cuatro años en Canadá.

Megan Rapinoe de penal y Rose Lavelle marcaron las conquistas del combinado estadounidense, que llegó así a los cuatro títulos mundiales en su historia.

Rapinoe se quedó con los Balón y Botín de Oro, tras haber acumulado 6 goles y 3 asistencias en el torneo. Pero además encendió la polemica en la última semana, cuando dijo que de salir campeonas no iría “a la puta Casa Blanca” para ofrendarle el trofeo al presidente Donald Trump. A su vez, el primer mandatario luego la desafió a que primero ganara la copa. Bueno, ahora que las norteamericanas son campeonas habrá que ver cómo sigue el duelo.

Argentina, que tuvo la mejor participación de su historia, no logró superar la fase de grupos, en la que igualó ante Japón y Escocia, y cayó ante Inglaterra.