El head coach de Jaguares, Gonzalo Quesada, afirmó que todo el esfuerzo realizado durante todos estos años, que desembocó en jugar la final del Súper Rugby, “valió la pena”, aunque aclaró que “no hay que confundirse” porque todavía queda camino por recorrer.

“Jugarle de igual a igual a Crusaders es motivo de orgullo y haber llegado hasta acá valió la pena. Lo que más queda de esta temporada es que vale la pena hacer las cosas bien, comprometerse y no salirse del camino“, afirmó Quesada.

El plantel de Jaguares regresó hoy a la Argentina procedente de Nueva Zelanda donde ayer jugó la final del Súper Rugby, y sus integrantes recibieron el aplauso de aquellas personas con las que se cruzaron mientras dejaban el aeropuerto de Ezeiza.

“Cuando vean (los jugadores” el proceso de los últimos años, todo lo que trabajaron, donde se forjó este presente, tienen que estar orgullosos porque los objetivos se cumplieron“, agregó Quesada.

Posteriormente, el entrenador agregó que “les dije que hay motivos para que se sienta orgullosos y que alcanzaron el éxito, pero no para confundirse, no como una meta final, porque todavía estamos en un camino“.

Al preguntársele su lugar en toda esta historia, Quesada comentó que “cuando vine para Argentina sabía que me iba a encontrar con un gran equipo y también sabiendo del excelente trabajo que viene haciendo la UAR dándole muchas herramientas a los clubes para que sigan formando y desarrollando a nuestros jugadores“.

“El tiempo que le concentro a mi trabajo es todo el que tengo. Y sentir que los jugadores y el staff están adheridos al sentimiento de hacer las cosas bien, es una satisfacción enorme”, puntualizó.

Por último, Quesada comentó: Hay que tener bien claro hacia dónde queremos ir, definir la identidad y las bases más profundas para lograr el compromiso necesario. Luego viene el resto y la planificación necesaria”.

Foto: Hernán Barrios/IAM Noticias.