Tal como anticipó este martes Nicolás Burdisso, manager de Boca, el plantel que dirige Gustavo Alfaro no sufrirá modificaciones, al menos en lo inmediato. La primera de las razones para que ello ocurra es que el refuerzo que tenía prácticamente cerrado, y que hasta se realizó la revisión médica, al parecer no llegará a la institución.

Es que todo parece indicar que el joven delantero Jan Hurtado, el futbolista en cuestión, seguirá su carrera en Genoa de Italia. Así lo confirmó esta tarde Gimnasia y Esgrima La Plata, club en el que jugó el venezolano en la última temporada.

¿Qué fue lo que sucedió para que Hurtado cambie a un Xeneize por otro? La razón principal es la económica. Ni más ni menos.

Boca ofreció cinco millones de dólares por el pase del atacante que brilló en el último Sudamericano Sub 20. La propuesta de Genoa, según trascendió, fue dos millones de dólares superior.

Gimnasia, de todos modos, dejó abierta una pequeña esperanza para Boca. En el comunicado oficial que emitió, admitió que aceptó la oferta que llegó desde Italia, pero aclaró que realizó “observaciones en cuando a las fechas de pagos” y que la negociación seguirá entre el representante del futbolista y Genoa.