La dilatada operación para que Jan Hurtado se convierta en jugador de Boca llegó a su fin. El joven delantero venezolano fue anunciado esta noche, de manera oficial, como el segundo refuerzo que sumará Gustavo Alfaro para el conjunto Xeneize.

Al parecer, pesó más el deseo de Hurtado que las pretensiones económicas de Gimnasia y Esgrima La Plata, club que poseía una parte de su pase.

El delantero que brilló en el último Sudamericano Sub 20 quería desembarcar en La Boca, pese a que el Lobo emitió el martes un comunicado oficial en el que, decía, aceptaba un ofrecimiento de Genoa.

Claro, el dinero que supuestamente ofrecía el club italiano era mucho más que los cinco millones de dólares que Boca estaba dispuesto a abonar por el pase del futbolista de 19 años.

De todos modos, el club platense dejó espacio para un eventual desembarco de Hurtado en Boca, porque aclaró que realizó “observaciones en cuando a las fechas de pagos” propuesta por Genoa y que la negociación seguiría entre el representante del futbolista y el club italiano.

Finalmente, Boca terminó de seducir al futbolista y sumó así una nueva contratación con vistas a sus múltiples compromisos en lo que resta de este año. De momento, únicamente había sumado a préstamo a Alexis Mac Allister.

Hurtado llega a la institución de la ribera como una apuesta para reforzar un frente de ataque conformado por jugadores importantes como Darío Benedetto, Ramón Ábila, Mauro Zárate, Carlos Tevez y Cristian Pavón, entre otros nombres.