El delantero francés Antoine Griezmann se convirtió hoy en el nuevo jugador del Barcelona de España, luego de varios días de indefinición sobre su futuro, y se le fijó una cláusula de rescisión de 800 millones de euros.

De esta manera, el cuadro catalán se lleva un atacante de lujo para reforzar al plantel que buscará la revancha en la próxima Champions League.

Griezmann, de 28 años, comenzó su carrera en la Real Sociedad (2009-2014) y luego pasó al Atlético de Madrid, donde con el argentino Diego Simeone ganó tres títulos (Supercopa 2014, Europa League 2017/18 y Supercopa europea 2018).

En 2018 fue campeón del mundo en Rusia con el seleccionado francés y a partir de esta temporada compartirá plantel con el rosarino Lionel Messi, el abanderado del equipo catalán.

La transferencia se realizó porque Barcelona ejecutó la cláusula de rescisión del jugador de 120 millones de euros y tendrá un vínculo hasta 2024.

La cláusula de Griezmann en Barcelona será de 800 millones de euros.