Apuntando a su próxima temporada en el campeonato de Primera B Nacional -o Primera Nacional, su nueva denominación-, Ferro Carril Oeste está desarrollando su pretemporada en Mar del Plata. Y entre los futbolistas que están bajo las órdenes de Jorge Cordon en la ciudad costera hay tres caras nuevas; la curiosidad es que estos refuerzos tienen pasado reciente en el fútbol de México.

El cordobés Gustavo Canto es un conocido en el club de Caballito; jugó en las temporadas 2016-18 (disputó 50 partidos y metió 2 goles) antes de partir al Dorados de Tijuana, donde tuvo a Diego Maradona como técnico. El marcador central de 25 años se inició en Racing de Córdoba, siguió en Tiro Federal de Rosario y Sarmiento de Junín. En su reciente paso por el certamen de ascenso mexicano tuvo presencia en once partidos. 
Guido Leonardo Milán, defensor de 32 años, arribó procedente de Veracruz. Surgido de Deportivo Español, también jugó en Atlanta, Gimnasia y Esgrima de Jujuy y Metz de Francia.

El delantero Pablo Oscar Ortega llegó desde Central Córdoba de Santiago del Estero, sin embargo su paso previo había sido Coyetes del Tlaxcala Fútbol Club, de la Segunda División de México. Ese fue el destino del atacante cordobés de 27 años, surgido de las inferiores de Talleres, en 2016. De regreso al país fue parte del doble ascenso de Central Córdoba; a la B Nacional y a la Superliga. 
Canto, Milán y Ortega integraron el equipo suplente de Ferro, que superó a Aldosivi 2 a 0 en un amistoso jugado  el miércoles en Mar del Plata.