El serbio Novak Djokovic le ganó una final de altísimo vuelo al suizo Roger Federer y alcanzó su quinta coronación en Wimbledon, tercer Grand Slam de la temporada.

Ambos tenistas respondieron a las elevadas expectativas que rodeaban a este encuentro decisivo del torneo londinense, protagonizado por el número 1 del ránking de la ATP, Djokovic, y el tercer tenista mejor ubicado en ese ordenamiento mundial, Federer.

En el court central del All England, Djokovic sacó ventaja en el set inicial tras imponerse recién en el tie break por 7-5, pero Federer se recuperó rápidamente al llevarse el segundo parcial por un contundente 6-1.

La tercera manga otra vez quedó en manos del serbio, nuevamente en el tie break, por 7-4. Sin embargo, el tenista de Basilea volvió a nivelar el partido con un triunfo por 6-4 en el cuarto set.

El torneo sobre césped más importante del mundo se resolvió entonces en el último y decisivo parcial, donde la paridad volvió a ser denominador común.

Djokovic quebró el servicio de Federer y se adelantó 4-2. Parecía sacar una distancia definitiva el tenista nacido en Belgrado. Sin embargo, otra vez Federer resurgió y emparejó las cosas.

Federer sacó una ventaja que pudo ser decisiva en el decimoquinto game y contó con dos puntos para partido con su servicio, pero su rival mostró su grandeza y empató el set con cuatro puntos consecutivos.

El dramatismo alcanzó niveles altísimos. Entre pedidos de challenge (resueltos en favor de Federer) y la fortaleza de ambos tenistas para mantener la concentración y resistir ante el cansancio, el partido llegó al tie break, al cabo de 24 games.

Djokovic se escapó 4-1 en el desempate y luego conservó la distancia hasta cerrar el tie brak por 7-3, y obtener no solo el triunfo, sino un nuevo título en el torneo inglés, tras casi cinco horas de una intensa batalla.

De esta manera, el serbio sigue invicto en finales de Wimbledon frente a Federer: en 2014 ganó por 6-7(7), 6-4, 7-6(4), 5-7 y 6-4, mientras que un año después celebró con un 7-6(1), 6-7(10), 6-4 y 6-3.

El suizo, en cambio, solo consiguió superar a Djokovic en la semifinal de 2012, en la que se impuso por 6-3, 3-6, 6-4 y 6-3.

Djokovic sumó así su título número 16 en torneos Grand Slam. El serbio, de 32 años, se consagró siete veces en Australia, una en Roland Garros, cinco en Wimbledon y tres en el US Open.