Duro pero lógico final de temporada para Pechito López

Difícil. Así fue la temporada de José María Pechito López en la Fórmula E. La suerte lo abandonó en gran parte de un campeonato que sin dudas padeció. Errores propios y ajenos fueron un combo negativo para el cordobés, que completó el torneo, como no podía ser de otro modo, con un abandono en Nueva York.

Apenas cuatro vueltas dio el piloto de Río Tercero en el último E-Prix de la temporada, desarrollado en las calles de Nueva York, donde se impuso el holandés Robin Frinjs y se consagró campeón por segunda temporada consecutiva, en un hecho inédito en la categoría, el francés Jean-Eric Vergne.

En esta oportunidad, López sufrió una inexplicable embestida del alemán André Lotterer, quien dañó el auto número 7 del cordobés y lo dejó parado en la pista, por lo que tuvo que salir el auto de seguridad.

“Yo no sé de donde saco la fuerza para seguir intentando, porque pareciera que tengo un cartel que dice ‘péguenme’. Vengo por mi línea y la ligo de arriba. Es increíble porque los errores lo hacen pilotos que son buenos, pero a veces parecen boludos o estúpidos. Dejan afuera un auto peleando un puesto 15. No hay que generalizar pero molesta”, se quejó Pechito en los micrófonos de Fox.

Tal como empezó terminó el ejercicio 2018/19 López, con un abandono, aunque en Arabia Saudita, en la fecha inicial, al menos Pechito se había mostrado competitivo en la clasificación, en la que fue segundo detrás del portugués Antonio Félix Da Costa.

En la tercera fecha pudo el cordobés lograr su mejor resultado de la temporada con un vehículo que nunca llegó a ser confiable.

En Santiago de Chile el argentino fue noveno y en Mónaco se colocó décimo. Fueron las únicas dos oportunidades en las que logró meterse entre los primeros diez del clasificador.

Como placebo podrá tomar López, si es que confirma su continuidad en una categoría a la que nunca pudo tomarle el pulso, los undécimos puestos de Marruecos y Hong Kong, y una remontada en París que lo llevó desde la vigésima posición inicial al decimotercer casillero definitivo.

Por lo demás, una mezcla de errores, en menor medida propios, y en mayor proporción de sus rivales y de su equipo, le impidieron estar más adelante en un año en el que sólo pudo sumar tres puntos en trece fechas.

Así, Pechito quedó a años luz del campeón Vergne, quien selló su segunda coronación en hilera con un séptimo lugar en Nueva York y 136 puntos, 17 mas que el subcampeón, el suizo Sébastien Buemi.

Confirmada su continuidad en el equipo Toyota Gazoo Racing del Campeonato Mundial de Resistencia (WEC por sus siglas en inglés), en el que sí obtuvo buenos resultados durante la última temporada, López deberá evaluar alternativas para saber si continuará o no en la categoría de autos eléctricos.

Mientras, pese a que en dos semanas se llevará a cabo el Prólogo del WEC en Barcelona, seguramente se tomará unas merecidas vacaciones, hasta que de inicio el nuevo campeonato de esa categoría, entre el 30 de agosto y el 1 de septiembre en Silverstone, Inglaterra.

Quería terminar la carrera y terminar peleando después de hacer una largada buena. Cuando no se tiene que dar, no se da. Me voy con los brazos altos porque di pelea y no me rendí. Ahora veremos qué pasa”, señaló López con cierta resignación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *