El cordobés Pablo Prigioni quedó a las puertas de conseguir su primer título como integrante de un staff técnico de la NBA, luego de que los Minnesota Timberwolves, el equipo que dirigió, cayera en la final de la Summer League ante Memphis Grizzlies por 95-92.

Kelan Martin (19 puntos, los que lo convirtieron en el máximo anotador de la noche, y 5 rebotes) y Jordan Murphy (14 puntos, 8 rebotes, 2 asistencias y 2 bloqueos) fueron las principales figuras de Minnesota.

Los Timberwolves concluyeron el evento, que se llevó a cabo en Las Vegas, con un registro de 6 victorias y una derrota.

En su primer desafío, Prigioni sacó un aprobado, y demostró que la gerencia de Minnesota no se equivocó al incorporarlo como asistente al staff encabezado por Ryan Saunders.

Como sucediera durante su paso por los Brooklyn Nets la temporada pasada, el trabajo de Prigioni fue valorado por sus dirigidos, y algunos integrantes del plantel NBA de los Timberwolves que estuvieron en Las Vegas.

El jugador de Memphis Grizzlies Brandon Clarke, quien terminó el partido con 15 puntos, 16 rebotes y 4 asistencias, fue elegido MVP de la final y el torneo.

La Summer League es un torneo donde las franquicias de la NBA prueban a sus jugadores jóvenes, la mayoría surgidos del Draft, u otros basquetbolistas que la temporada anterior tuvieron poco rodaje o ninguna chance de jugar. 

Este año la figura destacada de la Summer League fue Zion Williamson, número 1 del Draft 2019, aunque para él la experiencia no terminó bien, ya que se lesionó su rodilla izquierda en el encuentro que los New Orleans Pelicans, su equipo, jugó contra los New York Knicks.

Foto: NBA