Guillermo Burdisso informó hoy cuál fue el problema que le impidió convertirse en refuerzo de San Lorenzo de Almagro y que lo tendrá, como mínimo, “tres meses sin jugar al fútbol”.

En dos mensajes grabados en Altos de Chipión, su pueblo cordobés, y publicados en su cuenta de Twitter, el marcador central detalló su “situación” tras haber descubierto que padece “una arritmia en el corazón”.

El defensor confió que vive “un momento durísimo, porque no estaba preparado” para la mala noticia, y aseguró que va “a luchar siempre para volver a jugar al fútbol”.

El comunicado de Burdisso completo:

Quiero aprovechar para agradecer por todos los mensajes que me enviaron, por el apoyo y los afectos recibidos, y quiero aprovechar también para aclarar mi situación.

Hace tres semanas me realicé una revisión médica con San Lorenzo, en la misma salió una arritmia en el corazón. A raíz de eso me hice más estudios y cité a otros cardiólogos, ya más especializados en el deporte, y se llegó a la conclusión de que tengo que estar tres meses sin jugar al fútbol, de inactividad física, y luego ver cómo evoluciona el corazón.

Es un momento durísimo, porque no estaba preparado, y creo que nadie lo está para una noticia así. Tenía muchísima ilusión, primero de seguir jugando al fútbol, y más en un club grande, con objetivos tan altos, pero hoy me toca enfocarme en mi salud, en volver a estar bien, así sean tres meses o seis meses los que tenga que estar, el tiempo que sea.

Voy a luchar siempre para volver a jugar al fútbol, que es lo que más amo, es lo que sé hacer desde chiquito y es lo que más me gusta hacer, obviamente.

Hoy tengo que priorizar mi vida personal, la vida de padre, la vida de familia y tratar de disfrutar de otras cosas que no pude hacer desde que me fui de mi casa a los catorce años, y detalles de la vida que se te van pasando por jugar al fútbol, que uno es lo que quiere, pero tantas veces uno va perdiendo. Así que voy a tratar de disfrutar de la familia, de los amigos, de mi pueblo, y pensando que algún día voy a volver a jugar al fútbol, a hacer lo que más feliz me hace.

Quiero volver a agradecerles a todos por el apoyo que me dieron siempre, en cada momento, y dejar en claro que en lo único que pienso es en el día en el que voy a volver a jugar, que sé que me va a costar mucho, y voy a luchar cada día para que eso sea posible.