Armando el plantel para afrontar el próximo campeonato de la B Nacional -Primera Nacional, su nueva denominación-, Almagro se refuerza con dos viejos conocidos, un experimentado y varias apuestas del ascenso. Y además espera la respuesta de Juan Manuel Martinez, una de las figuras del conjunto que llegó a semifinales en el último Reducido; el Burrito está entrenando con el plantel y jugando los amistosos pero aún no confirmó su continuidad.

Carlos Mayor, el nuevo entrenador, con paso reciente por Boca Unidos, registra una antecedente en Almagro: ocupó el cargo en la temporada 2013-14. Dos de los refuerzos también tienen pasado en José Ingenieros: el arquero Christian Limousin, que estuvo entre 2016 y 18 antes de partir a Gimnasia y Esgrima de Jujuy y luego a Técnico Universitario de Ecuador; y el marcador central Norberto Paparatto, que vistió la casacatricolor en la temporada 2017-18 y luego militó en Mitre de Santiago del Estero.

Lucas Wilchez, el experimentado y talentoso volante ofensivo de 35 años, acumula un extenso recorrido: Estudiantes de La Plata, San Martín de San Juan, Tigre, Talleres de Córdoba, Asteras Tripoli de Grecia, Colo Colo, Zaragoza, Arsenal y Temperley.

Almagro también apostó a varios futbolistas del ascenso: el defensor uruguayo Sebastián Diana (Crucero del Norte); los volantes Walter Rueda (Atlético Paraná), Gonzalo Jaque (Defensores de Belgrano), Germán Herrrera (Boca Unidos), Lucas Bossio (Guillermo Brown de Puerto Madryn)  y los delanteros Facundo Suárez (San Martín de Formosa), el mendocino José Alejandro Méndez (Tampico Madero de México) y Román Martinangelli (Sacachispas). 

Por otra parte, Nicolás Arrechea renovó su contrato por un año más.

Almagro será rival de Boca Juniors, por los dieciseisavos de la Copa Argentina, el 9 de agosto en el estadio Ciudad de La Plata.