Así como todos los 20 de julio se celebra el Día del Amigo, hay una ciudad en la Argentina cuya mitad de la población festeja el día anterior.

El 19 de julio es el Día del Amigo Canalla, celebrado por los hinchas de Rosario Central, en honor a Roberto Fontanarrosa, uno de los simpatizantes más reconocidos del club, quien falleció en esa fecha, hace doce años.

Fanático hasta la médula, el “Negro” no solo iba a la cancha en los días de partido, sino que además concurría a los entrenamientos del plantel de Primera División y hasta de las inferiores, según recordó Edgardo Bauza hace un año, en una entrevista con TyC Sports.

Embajador permanente de la institución, el dibujante, humorista y escritor se encargaba permanentemente de recordarle su amor auriazul a quien se cruzara.

“Hace algún tiempo escribí, en una pieza literaria sinceramente inmortal: ´Rosario Central no tiene historia. Tiene mitología´. Y esto es así porque sus orígenes, sus avatares y sus formidables campañas están siempre fluctuando entre la realidad y la fantasía, lo palpable y la ficción, lo comprensible y lo inexplicable”, escribió Fontanarrosa en Mi historia con Rosario Central.

Leyendo ese párrafo, uno se da cuenta de que entonces el creador de Inodoro PereyraBoogie el aceitoso y muchas otras genialidades, tenía mucho en sus obras de canalla, porque sus textos tienen exactamente las mismas características que les atribuía a los hinchas de Central.

Protagonista de tantos cuentos suyos como de momentos de su vida, la obra más recordada del Fontanarrosa escritor sobre el club de sus amores es 19 de diciembre de 1971, que se centra en el partido que su amado equipo le ganó 1-0 a Newell´s Old Boys ese día en el estadio Monumental, por la semifinal del torneo Nacional, con un gol de palomita de Aldo Pedro Poy que aún se sigue celebrando cada año.

También fanático del fútbol en general, solía repetir una anécdota relacionada a la llegada de Diego Maradona a Newell´s, el rival de toda la vida.

“Yo duermo hasta el mediodía normalmente. Dos veces me despertó mi mujer antes de las 11 de la mañana. Una fue para decirme que habíamos invadido las Islas Malvinas. Y la otra para contarme que Maradona había firmado para Newell’s. No sé qué fue peor”, contaba.

Hinchas de Rosario Central hay muchos pero, sin dudas, ninguno tan representativo y ninguno que haya expresado mejor que él lo que implica ser un auténtico canalla, en el único sentido que tenía para él esa palabra.

*Este artículo fue publicado por el mismo autor hace un año en www.diariopopular.com.ar