El presidente de la Superliga Argentina de Fútbol, Mariano Elizondo, prácticamente confirmó este lunes que a partir de la temporada que está próxima a iniciarse serán tres y no cuatro los equipos de la máxima categoría que descenderán a la Primera Nacional.

Según explicó Elizondo, la iniciativa se tratará en la próxima reunión de Comité Ejecutivo de Superliga y “probablemente” tenga una resolución favorable.

Serán entonces tres descensos y dos ascensos a partir del ejercicio 2019/20, hasta llegar a los 20 equipos en 2023.

Lo que no se modificará es el sistema para determinar qué equipos bajarán a la segunda división. Pese al intento de algunos dirigentes de clubes de Primera División, los promedios continuarán.

No fueron solo dos descensos, tal como querían las instituciones más comprometidas en la tabla de coeficientes, pero al menos lograron reducir los cuatro que Superliga, en principio, no estaba dispuesto a negociar.

Claro que todo en el fútbol argentino es muy volátil, y lo que hoy aparece como imposible, mañana es la posibilidad más concreta.

En esta dirección, y si bien resta la confirmación oficial tras la reunión de Comité, Elizondo se pronunció públicamente hoy en DirecTV Sports, lo que habla de un compromiso casi asumido por todos.

“Hoy somos 24, y probablemente en la próxima reunión definamos ir descendiendo de a tres equipos por temporada hasta llegar a los 20. Serían durante cuatro temporada descensos de tres equipos, para llegar a 20 en 2023”, comentó la cabeza de la Superliga.

El pasado miércoles, a la reunión de Comité de Superliga en la que se trataría el Reglamento para el próximo torneo, faltó la mitad de los representantes de los clubes.

Por supuesto, en su gran mayoría los ausentes fueron aquellos que querían una modificación como la que Elizondo deslizó hoy, a cuatro días del inicio del campeonato.

Lo concreto es que el torneo se normalizará dos años más tarde de los previsto, después de una nueva rosca dirigencial.