El plantel de Racing Club retomó hoy los entrenamientos en el Predio Tita Mattiussi después de haber quedado eliminado de la Copa Argentina y ya piensa en el debut del viernes en la Superliga frente a Unión de Santa Fe, con la confirmación de lo que se estipulaba: el desgarro del defensor Alejandro Donatti.

Los jugadores realizaron trabajos físicos en una de las canchas y buscan dejar atrás el golpazo por penales recibido frente a Boca Unidos de Corrientes, que significó la salida de uno de los objetivos de la temporada.

Para el choque contra los Tatengues, el técnico Eduardo Coudet deberá reemplazar al defensor Donatti, quien sufrió un desgarro en el isquiotibial izquierdo. Podría continuar en su lugar Nery Domínguez y Mauricio Martínez estaría entre los convocados para ser una alternativa.

Coudet espera además al volante Walter Montoya, uno de los refuerzos de la pretemporada que se pone a punto físicamente para integrar el equipo titular.