El director técnico de San Lorenzo de Almagro, Juan Antonio Pizzi, reconoció esta noche que a su equipo le faltó profundidad en el empate ante Cerro Porteño, aunque afirmó que se retiró “conforme” con la actuación.

“La intención era generar espacios para lograr el pase final, en el primer tiempo lo controlamos bien, pero fuimos muy de prisa por los costados, sin la elaboración que requería la jugada”, comentó el entrenador en conferencia de prensa desde el estadio Nuevo Gasómetro.

Y agregó: “Estamos en un proceso de iniciación de un nuevo equipo, con nuevos conceptos y tratamos de ir corrigiendo día tras día para buscar esa profundidad necesaria. Me quedo conforme con lo que mostró el equipo. Me hace ilusionarme de cara a lo que viene”.

“Vi mucha gente venir al estadio, lo que significa que están ilusionados”, destacó el entrenador, que preparará el equipo para el debut del sábado en la Superliga ante Godoy Cruz.