En el trabajo táctico de esta mañana en el predio de Arroyo Seco, y pese a las adversas condiciones climáticas, el técnico de Rosario Central, Diego Cocca, dispuso los mismos once jugadores que utilizó en los últimos tres partidos amistosos de pretemporada.

En consecuencia, se presume que no habrá ningún tipo de sorpresas en relación al equipo que debutará en la Superliga, como visitante ante Atlético Tucumán.

De confirmarse esa presunción, el lunes a las 21.10 Central formará con Jeremías Ledesma; Nahuel Molina, Matías Caruzzo, Miguel Barbieri, Alfonso Parot; Fabián Rinaudo; Ciro Rius, Leonardo Gil, Diego Zabala; Maximiliano Lovera y Claudio Riaño. 

Aunque están habilitados los cinco refuerzos auriazules, apenas dos serían titulares: Rius y Zabala.

Por otra parte, la llegada del delantero Lucas Gamba sigue sin concretarse oficialmente porque todavía restan definirse varias cuestiones legales e impositivas porque en la negociación, además de Huracán, dueño del pase, aparece Olimpia de Paraguay, que es deudor del Canalla por José Luis Leguizamón y acreedor del Globo por Saúl Salcedo.

La dirigencia rosarina, que pretende adquirir el 80 por ciento de los derechos económicos, es optimista en que el delantero esté mañana en la ciudad.

Sin embargo, esta tarde, Olimpia y Huracán no habían llegado a un acuerdo en los montos.

En la operación figurará un punto que se define como “compensación”, ya que Central pondrá como parte de pago los 600.000 dólares que le debe Olimpia y los restantes 900.000 de la moneda norteamericana los abonaría en un par de cuotas.