El director técnico de Godoy Cruz, Lucas Bernardi, resaltó hoy lo decisiva que fue la actuación del árbitro Andrés Merlos en el triunfo 3-2 de San Lorenzo sobre su equipo, por la primera fecha de la Superliga.

“Nunca utilizó escusas. Pero, el árbitro fue decisivo en la última parte, porque no hay penal, no hay falta, no hay nada. Si te toca te toca. Es una pena porque perder se puede, pero el tema es cómo”, dijo el entrenador en rueda de prensa desde el Nuevo Gasómetro.

Y agregó: “Son detalles que terminan siendo determinantes”.

Bernardi se quejó por el penal que Merlos cobró por una falta que no existió de Tomás Cardona sobre Gianluca Ferrari, que significó el gol marcado por Nicolás Blandi.