(Especial desde Lima por Darío Procopio) – En el Polideportivo Villa El Salvador, el hogar de la Gimnasia Artística en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, se presentaron hoy tres atletas argentinas para disputar finales por medallas. En el mismo escenario adonde ayer, Federico Molinari se llevó el bronce y un sí rotundo de su novia para casarse, subieron a jugarse sus chances Agustina Pisos, Martina Dominici y Abigail Magistrati.

En primer turno fue Agustina Pisos la que trepó a hacer equilibrio en la viga. Desafortunadamente la gimnasta surgida del club Vélez Sarsfield perdió el equilibrio y cayó de la viga cuando promediaba una rutina de buena ejecución. Esa caída minó sus chances de medalla. La argentina cayó al intentar un salto rotando alrededor del eje transversal hacia adelante con fase de vuelo y sin apoyo de manos. Lo que en lenguaje más simple podría definirse como un salto mortal adelante. Lo que los franceses en su tradición circense definirían como “saut périlleux” o salto peligroso. Se trata de las finales y Agustina no podrá reprocharse no haber tomado ciertos riesgos.

Pisos volvió a subir a la viga y termino su rutina con una buena salida pero la suerte estaba echada para ella y quedó sexta en la clasificación general con un puntaje de 12.200 (Ejecución 7.300 más 4900 de dificultad) . La medalla de oro fue para la estadounidense Kara Eaker con 15.266. El podio lo completaron Elsabeth Black de Canada con 13.566 y otra gimnasta de EEUU, Riley Mc Cusker con 13.333.

En segundo turno en la prueba de piso, Martina Dominici obtuvo un sexto puesto con 13.233 puntos (dificultad 5100 y ejecución 8.133) mientras que la platense Abigail Magistrati quedó octava con un puntaje de 12.866 (Dificultad 4.700 y ejecución 8.166). La prueba fue ganada Brooklyn Moors de Canadá con 13.900 en tanto la medalla de plata correspondió a la estadounidense Kara Eaker con 13.800. La medalla de bronce fue para la brasilera Flavia Saraiva con 13.766.

Las gimnastas argentinas no pudieron subir al podio, pero tienen el enorme mérito de haber superado las instancias preliminares y haber llegado a la final por las medallas. Allí chocaron con Estados Unidos y Canadá, dos países con historia y presente en este deporte a nivel mundial. Brooklyn Moors de Canadá y la estadounidense Kara Eaker acapararon la mayoría de las pruebas con holgura.

Al respecto una vez concluída la prueba, Abigail Magistrati comentó: “Fue algo increíble poder compartir este torneo con los gimnastas del más alto nivel. No ejecuté la rutina que entreno habitualmente. Suelo hacer otras diagonales. La hice un poco más simple y salió bastante bien”.

En tanto, la medallista en los Juegos Odesur de Cochabamba 2018, Martina Dominici dijo: “Estados Unidos y Canadá son potencias a nivel mundial y era difícil obtener la medalla. Pero estamos contentas de estar en la final y competir con ellas. Estoy contenta con mi trabajo en el suelo después de tantos días de competencia”

Dominici también nos contó sobre su objetivo de clasificar como equipo a Tokio 2020. Magistrati dio más detalles sobre ese desafío y señaló: “Tenemos que quedar dentro de los primeros 12 países en el mundial que se hace en Octubre en Stuttgart para poder clasificar como equipo a Tokio 2020. Es difícil porque hay muchos países y potencias”. Ojalá que puedan conseguirlo.

Fotos: Hernán Barrios / IAM Noticias.