Falta casi un mes para el fin de semana del domingo 1 de septiembre donde River y Boca volverán a verse las caras después de la final de la Copa Libertadores de Madrid, pero el superclásico, válido por la Superliga, ya comenzó a jugarse en las redes sociales.

Es que este lunes empezó a circular en esa jungla cibernética la imagen de Jano, la autodenominada “mascota oficial” del club Xeneize. El animal en cuestión cobró trascendencia, y se metió en el top ten de los temas más hablados en Argentina, porque se trata nada menos que de ¡un oso!

Claro, es que de ambas veredas recordaron el festejo de gol bautizado como “Modo Oso”, propiedad de Lucas Pratto, delantero de River que le convirtió a Boca en las dos finales de la última Libertadores, tanto en La Bombonera como en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid, donde se trasladó la revancha por los incidentes en el Monumental.

En los canales oficiales de comunicación de la entidad de la ribera no hay registros de Jano. La explicación se puede encontrar en que el muñeco fue creado por una empresa que tiene licencia para hacer peluches, pero no para denominarlos como “la mascota oficial”.

Así lo aclaró Boca, horas más tarde, en un comunicado oficial:

“Ante la promoción sin consentimiento de una mascota oficial de la institución, el Club Atlético Boca Juniors se ve en la obligación de aclarar que no hizo ninguna búsqueda ni selección de mascota para representar al club ni está en sus planes tenerla. 

Como acostumbra con múltiples productos, Boca cerró un acuerdo con un licenciatario para realizar muñecos de peluche con su camiseta, pero de ninguna manera uno de ellos se convertiría en la mascota oficial. 

Los responsables del club ya se contactaron con la empresa licenciataria y el tema se encuentra en manos de los abogados de la institución para implementar las medidas que correspondan“.

Más allá de todo esto, lo concreto es que la mascota se hizo famosa por el revuelo que generó en las redes sociales, en las dos veredas, la de La Boca y la de Núñez.