El rosarino Lionel Messi no formó parte de la delegación de Barcelona que viajó a los Estados Unidos para seguir con la preparación de pretemporada, debido a una lesión que sintió en la práctica.

Messi, a quien se le extendió la licencia por haber participado de la Copa América de Brasil con el seleccionado argentino, se presentó este lunes al entrenamiento del plantel catalán y se comprobó que padece un inconveniente en el sóleo de la pierna derecha.

De esta manera, el argentino se quedará en Barcelona recuperándose para llegar en condiciones al inicio de La Liga española, previsto para el viernes 16 de agosto ante el Athletic de Bilbao, en condición de visitante.

En Estados Unidos, el Barcelona jugará dos partidos amistosos ante Nápoli: el miércoles, en Miami, y el sábado, en Michigan.