Existen cláusulas sorprendentes y llamativas en algunos contratos que firman determinados futbolistas con sus clubes. Sin embargo, pocas, o ninguna, tan insólita como la establecida en el vínculo del futbolista uruguayo Santiago “Bigote” López con el modesto Villa Española.

López, volante de 37 años, ídolo y figura del equipo de Montevideo regresó, a principios de año, a su club de origen para jugar el campeonato de Segunda División Profesional. Pero, dejó bien en claro su otra gran pasión: el rock del Indio Solari y sus Redonditos de Ricota. Si coinciden la fecha de un partido de su equipo y un recital de su músico favorito, López no se pondrá los botines ni la camiseta roja y amarilla. Y sus oídos no escucharán elogios o insultos típicos del fútbol, sino que se llenarán de los temas del Indio.

Tanta es su pasión por el músico argentino que el punto cuatro de su contrato dice, textualmente: “Si durante la extensión de este contrato el grupo musical Patricio Rey sus Redonditos de Ricota o el solista Carlos Alberto Solari, más conocido como el Indio Solari, ejecutan conciertos, el futbolista queda autorizado a ausentarse previa comunicación escrita al cuerpo técnico con copia a la Coordinación Deportiva y Comisión Directiva a los efectos de tomar los correspondientes recaudos”.

Desde hace años, López es fiel seguidor ricotero y asiste a sus recitales. No sólo fútbol y rock marcan la vida de López; también escribe -en Pelota de Papel 2, la obra literaria que reúne textos de futbolistas, publicó el cuento “Que Centro”- y es un intenso activista social. 

Lucha por los derechos de los habitantes del humilde y picante barrio Villa Española y también por los derechos de los futbolistas uruguayos. Militante del espacio Más Unidos que Nunca, sus arengas, actos y declaraciones siempre apuntan al contenido social.

Villa Española fue la cuna de Bigote López, cuya carrera luego continuó en Rentistas, Tacuarembó, Montevideo Wanderers, Juventud de Las Piedras, Bella Vista y Suchitepéquez y Municipal de Guatemala. Y decidió cerrar su ciclo en Villa Española.

Actualmente Villa Española -que registra en su historial cinco ascensos a Primera División: 1997, 1999, 2001, 2008 y 2016- marcha en el séptimo lugar en la tabla de posiciones, en un torneo que tiene 12 clubes participantes, con 16 puntos en 11 fechas.

El Indio Solari dió su último recital en marzo de 2017 en Olavarría. Con 70 años está al frente de una nueva banda, Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado, y en las últimas horas fue noticia por sus fuertes críticas al gobierno de Mauricio Macri. `

Sus recitales calificados como Misas por sus fanáticos suelen ser un acontecimiento especial. Aún no está confirmado cuándo será el próximo, pero sí existe una certeza: ese día Santiago López no jugará en su querido Villa Española.