(Especial por Darío Procopio) – El seleccionado argentino de fútbol femenino cayó por penales 7-6 ante Colombia en la final del torneo de los Juegos Panamericanos de Lima, luego del empate 1-1 en el suplementario, y se quedó con la medalla de plata.

Las chicas que dirige técnicamente Carlos Borrello igualaron en un gol con las cafeteras y perdieron en la definición desde el punto penal. Argentina se quedó con una medalla de plata que de todos modos resulta histórica a pesar de la tristeza natural por la final perdida.

La final disputada en el Estadio de San Marcos tenía como condimento agregado que Colombia es el rival directo con el que Argentina mantiene un mano a mano en el medallero general para ocupar el sexto puesto. La medalla de oro obtenida no sólo es una más para Colombia sino también es una menos en los cálculos de Argentina.

Como suele ocurrir con los partidos definitorios, la final no fue un buen partido. Se jugó mas a no perder que a ganar. Los dos equipos se mostraron nerviosos e imprecisos en el control de pelota. Ambos cometieron muchas infracciones. La fricción le ganó al juego. Colombia abrió la cuenta a los 26 minutos con gol de Usme Pineda que se metió entre Barroso y Stábile para conectar de cabeza en el área chica un centro preciso de Velasquez Herrera.

Argentina fue a buscar el empate. El mediocampo albiceleste presionó y obligó a Colombia a salir por los extremos en donde perdían la pelota rápido o no encontraban los caminos para hacer daño. Desde la tranquilidad de controlar el partido, el equipo de Borrello creció y un tiro libre contra el área cafetera encontró la cabeza de Agustina Barroso, quien a los 41 minutos marcó el empate.

En el segundo tiempo, Colombia quiso más, pero no supo cómo conseguirlo. Argentina, por su parte, dispuso de contragolpes interesantes, pero falló en la última puntada. Las redes ya no iban a moverse y el resultado final fue un empate en uno. Para definir al ganador se jugaron 30 minutos de tiempo extra pero allí fue adonde apareció un nuevo enemigo para los equipos finalistas: el cansancio físico y el desgaste.

Para empeorar las chances argentinas, Milagros Menéndez vio la tarjeta roja y el equipo debió completar los 13 minutos que restaban de suplementario con un jugador menos. En ese momento afloró el buen sistema defensivo que Argentina demostró en el Mundial de Francia.

Después de 120 minutos de juego empatadas, debió recurrirse a la definición por penales para conocer al campeón. Allí hubo buenas ejecuciones y aunque la argentina Vanina Correa llegó a tocar algún disparo Colombiano, las cafeteras metieron los siete que patearon. Argentina malogró su séptimo penal cuando el remate de Gabriela Chavez se fue por encima del travesaño y desató la locura colombiana.

Argentina realizó un gran torneo y terminó invicta, ya que de cinco encuentros disputados gano tres (Peru, Paraguay y Panamá) y empató los dos restantes (Costa Rica y Colombia). Además, el arco defendido por Correa sólo sufrió un gol en contra y Mariana Larroquette anotó cuatro de las ocho conquistas albicelestes y se erigió como goleadora del equipo.

La mejor participación de Argentina en fútbol femenino era hasta anoche un cuarto puesto obtenido en su debut en el torneo en Santo Domingo 2003. Luego, en los tres Juegos Panamericanos que siguieron Argentina hizo valijas en primera ronda. Ya había avisado.

Argentina, con el decoroso papel realizado en el Mundial de Francia más temprano este mismo año, que se recorre un camino de desarrollo, este subcampeonato panamericano confirma el trabajo realizado en pos del crecimiento. La medalla de plata obtenida da bronca porque se estuvo cerca y da tristeza por el esfuerzo de las jugadoras y porque el rival lo ganó sin sobrarle nada. Sin embargo con el correr de los días el logro será cada vez más valorado. En definitiva es histórico.

Síntesis del partido:

ARGENTINA 1 (6) : Correa, Chávez, Barroso, Cometti y Stábile; Juncos, Santana y Mayorga; Larroquette, Rodríguez y Oviedo. DT: C. Borrello.

COLOMBIA 1 (7): Pérez; Vanegas, Echeverri, Caracas, Arias; Gaitán, Montoya, Santos, Caro; Velásquez y Usme. DT: N. Abadía.

Goles: 26´PT Usme (COL) y 41´PT Barroso (ARG).

Incidencias: 116´ expulsada Menendez (ARG).

Foto: Hernán Barrios / IAM Noticias.