José Luis Brown, campeón del mundo con el seleccionado argentino en México 86 y referente de Estudiantes de La Plata, falleció este lunes a los 62 años tras luchar durante un tiempo contra el Alzheimer.

Nacido en la ciudad bonaerense de Ranchos el 10 de noviembre de 1956, el apodado Tata quedó en la historia grande del fútbol argentino por anotar un gol en la final de aquel Mundial frente a Alemania, partido que jugó con una lesión en uno de sus hombros.

Brown comenzó su carrera como jugador en Estudiantes de La Plata y luego pasó por Nacional de Medellín, Boca Juniors, Deportivo Español, Stade Brestois de Francia, Real Murcia de España y Racing Club de Avellaneda.

Como técnico dirigió a Los Andes junto a Nery Pumpido, a Almagro y Nueva Chicago junto a Héctor Enrique, a Blooming de Bolivia, Atlético de Rafaela y Ben Hur y Ferro Carril Oeste.

En 2009, se hizo cargo del seleccionado argentino sub 17 que disputó el Sudamericano de la categoría en Chile, donde se consagró subcampeón.

Los restos de Brown serán velados este martes de 8.00 a 13.00 en la sede social de Estudiantes, donde se suspenderán las actividades por el duelo institucional.