La dirigencia de Rosario Central aguarda el arribo de una oferta formal acorde a las pretensiones que tiene el club, para vender a alguno de los jugadores de su plantel y poder hacer frente a las obligaciones contraídas.

La transferencia del chileno Alfonso Parot a la Universidad Católica de Chile no alcanzó para responder a los compromisos económicos de la institución, y por eso ahora Central busca desprenderse de otro de sus jugadores en un futuro no muy lejano.

En los últimos días, la directiva canalla recibió sondeos de distintos clubes extranjeros por tres futbolistas del plantel, que podrían ser negociados si las propuestas cumplen con las expectativas del club de Arroyito.

Los apuntados fueron el arquero Jeremías Ledesma, el mediocampista Leonardo Gil y el juvenil atacante Maximiliano Lovera.

En el caso de Ledesma, América de México tiene intención de contar con los servicios del guardameta auriazul, más allá de haber contratado para dicho puesto a Guillermo Ochoa, tras la salida de Agustín Marchesín.

El futbolista pergaminense de 26 añois fue recomendado por Héctor Zelada, ex arquero de Central entre 1975 y 1978.

La operación sería por 3.000.000 de dólares libres de impuestos y su partida debería producirse cuando finalice la actual temporada, debido a que el conjunto rosarino está peleando por mantener la categoría y si lo hiciera en este momento sería un costo muy grande para la actual Comisión Directiva.

Por ahora hay un diálogo permanente entre los clubes, pero no una resolución definitiva.

A Gil, en tanto, lo pretenden desde Chile. A principio de año fue la Universidad de Chile y en las últimas horas apareció Colo Colo, otro de los equipos grandes del país vecino.

La suma pretendida es de 1.500.000 de la moneda estadounidense, limpios para Central. Cabe recordar que el mediocampista ofensivo tiene doble nacionalidad y aspira a jugar en la selección de Chile.

La primera propuesta de 800.000 dólares por la mitad del pase fue rechazada. Ahora habría un nuevo ofrecimiento que sería de u$s 1.200.000.

Finalmente el formoseño Lovera también tendría chances de irse, aunque por él no han llegado ofertas formales. En julio, Napoli de Italia había mostrado gran interés por sus servicios pero con el correr de los días se fue diluyendo.

De todas maneras, los directivos no pierden las esperanzas porque hubo varias consultas sobre la cifra de venta por su pase.

El plantel retornó por la tarde a las prácticas en el predio de Arroyo Seco, tras haber descansado el fin de semana, con la mira puesta en el encuentro ante San Lorenzo, el sábado a las 17:45 en el Nuevo Gasómetro, por la tercera fecha de la Superliga, torneo que Central comenzó con dos victorias en igual cantidad de partidos.