Almagro empañó el debut del italiano Daniele De Rossi en Boca, al eliminar esta noche al equipo de Gustavo Alfaro en los 16avos de final de la Copa Argentina. El equipo que se prepara para el inicio de la flamante Primera Nacional se impuso en la definición por penales por 3-1, tras igualar 1-1 en tiempo reglamentario, y dio una de las grandes sorpresas del torneo.

El equipo de Gustavo Alfaro mostró dos caras en el estadio Ciudad de La Plata. Una en el primer tiempo, en el que terminó ganando con un gol de De Rossi, con un gran nivel colectivo.

La restante, opuesta, en el complemento, período en el que bajó su nivel y permitió el empate de Almagro por intermedio de Juan Manuel Martínez.

Finalmente, los penales le dieron al Almagro la chance de avanzar a una nueva ronda con una gran tarea de su arquero Christian Limousin. En octavos, el Tricolor chocará con el vencedor del duelo entre Banfield y Talleres de Córdoba.

Fue más Boca que el conjunto de Carlos Mayor desde el inicio del juego. Hizo circular la pelota a uno o dos toques. Tuvo en Capaldo y De Rossi a sus iniciadores de juego, un interesante trabajo por las bandas de sus marcadores laterales y buena movilidad en la zona de gestación.

Almagro esperó en su campo. Un equipo que recién este fin de semana hará su estreno oficial en la temporada 2019-20, en una categoría inferior a la de su rival, no tenía muchas otras opciones para darle pelea al Xeneize.

La diferencia de jerarquía se estableció, principalmente, desde el traslado y el control. También desde la intensidad para recuperar la pelota y buscar el arco contrario.

Llegó el equipo de Alfaro no menos de tres veces hasta el arco de Limousin pero no fue efectivo en la definición. Hasta que apareció De Rossi para hacer del suyo un debut soñado con la azul y oro en el pecho.

El italiano campeón del mundo en 2006, siempre preciso y con mucha presencia, se sacó la marca de Brian Benítez de encima con astucia en un tiro de esquina desde la izquierda. Fue un movimiento mínimo, que lo dejó en soledad en zona de fuego, con la tranquilidad necesaria para meterle la cabeza al envío de Mac Allister y establecer el 1-0.

El Xeneize, con la ventaja de su lado, transitó con cierta tranquilidad el resto de la primera mitad, pese a que Almagro tuvo algunos avances en los que merodeó el área de Boca. Pero no fueron mas que situaciones aisladas y el equipo de Alfaro se marchó al descanso con una merecida ventaja.

Por decisión propia, o quizás por cierto cansancio, Boca le imprimió al complemento un ritmo distinto, que le sentó más cómodo a su rival.

Sin ser demasiado lúcido, al equipo de Mayor le alcanzó con una pequeña dosis de entusiasmo para exigir a Marcos Díaz por primera vez en el juego, con un zurdazo de Germán Herrera.

Alfaro advirtió la merma futbolística de su equipo y envió a la cancha a Tevez y el venezolano Hurtado, en reemplazo de Ábila y Zárate, pero el panorama no varió.

Almagro empujó y contó con dos nuevas ocasiones. En la primera el arquero volvió a lucirse ante un remate de Arias y en la restante falló en una salida y Diana no acertó al arco.

Boca no reaccionó y su postura se advirtió demasiado peligrosa. Estaba a solo un error de sufrir un dolor de cabeza. Y ese yerro llegó a los 36. El paraguayo Alonso calculó mal, erró un cabezazo tras un envío largo y el ingresado Coscia fue inteligente para seguir la jugada.

El delantero tocó a un costado y eliminó del mapa de la jugada a Marcos Díaz, que salió desesperado. Juan Manuel Martínez, un ex Boca, no tuvo más que empujarla al fondo del arco, para sorprender al mas poderoso.

En los minutos finales, lo tuvo Salvio para Boca con un intento de media distancia que contuvo Limousin en dos tiempos, pero también Coscia para Almagro, fallando dentro del área un taco

Los penales fueron la vía ineludible para resolver la serie. Allí apareció Limousin para detener las ejecuciones de Mac Allister y Hurtado, y para ser testigo del remate que Salvio envió por encima su travesaño.

Su equipo no falló, y concretó una de las grandes sorpresas históricas en la Copa Argentina.

Síntesis:

Boca: Marcos Díaz; Marcelo Weigandt, Lisandro López, Junior Alonso, Frank Fabra; Eduardo Salvio, Daniele De Rossi, Nicolás Capaldo, Alexis Mac Allister; Mauro Zárate y Ramón Ábila. Director técnico: Gustavo Alfaro.

Almagro: Christian Limousin; Gonzalo Jaque, Nicolás Arrechea, Sebastián Diana, Ramiro Arias; Braian Benítez, Lucas Bossio, José Méndez, Germán Herrera; Juan Manuel Martínez y Facundo Suárez. Director técnico: Carlos Mayor.

Gol, en el primer tiempo: 27m, De Rossi (B).

Gol, en el segundo tiempo: 36m, Martínez (A).

Cambios, en el segundo tiempo: 23m, Carlos Tevez por Ábila (B), Jan Hurtado por Zárate (B); y Agustín Coscia por Suárez (A); 30m, Ezequiel Denis por Herrera (A); 31m, Jorman Campuzano por De Rossi (B); y 35m, Lucas Wilchez por Bossio (A).

Definición por penales: convirtieron Tevez (B), Denis (A), Wilchez (A), Coscia (A). Erraron Mac Allister (B), Hurtado (B).

Árbitro: Silvio Trucco.

Estadio: Ciudad de La Plata.