El entrenador de Los Pumas, Mario Ledesma, afirmó que la elección de los medio aperturas del plantel que jugará la Copa del Mundo de Japón fue la “decisión más difícil” que le tocó tomar a la hora de armar la lista de 31 jugadores.

Terminamos de hacer la lista el sábado a la tarde. Fue muy difícil porque en algunos puestos, como los terceras línea, aperturas y medio scrum, estaba todo parejo, y terminó de decidirlo el partido del sábado (ante Sudáfrica)”, expresó Ledesma.

Posteriormente, el head coach se refirió al puesto que más trabajo le costó definir, el de medio apertura, ya que, por distintas razones había tres candidatos para ocupar dos puestos.

La decisión más difícil fue la del 10 (en referencia a los apertura). porque la progresión de Tito (Joaquín Díaz Bonilla) fue espectacular e hizo todo para estar. Después pensando en escenarios, experiencia crees que los otros (Nicolás Sánchez y Benjamín Urdapilleta) tienen un plus”, expresó Ledesma en la conferencia de prensa en la cual anunció la lista.

A la hora de referirse a los elegidos, Ledesma destacó sobremanera a Urdapilleta, y reconoció que el presente de Sánchez no es el mejor.

Benja demostró que es un jugador que levantó la mano enseguida y el equipo vio eso, y que en veinte minutos puede controlar el sistema. Salió dos veces campeón en Francia, y se nota que tiene una personalidad que da seguridad y eso es lo que nos llevó también”, puntualizó.

A la hora de analizar la convocatoria de Sánchez, Ledesma comentó que “a Nico le costó (reinsertarse en el equipo). Pero hay que poner todo los elementos en contexto: hacía 3 meses que no jugaba y lo tiramos al ruedo contra los All Blacks. Sabemos todo su potencial y que el año pasado jugaba el sistema de memoria”.