En Vélez se cansaron de las postergaciones en la firma del nuevo contrato de Thiago Almada, el pibe de 18 años y última gran joya de El Fortín, y ante el temor concreto que quede libre en unos meses decidieron transferirlo.

La bronca de los directivos, y de muchos hinchas, apunta a Agustín Jiménez, representante del jugador. En medio de tanto fastidio, un dirigente de Vélez le comentó, en off, a IAM Noticias que hasta algunos analizaron “colgar” a Almada.

En las próximas horas, quedaría definida la transferencia en aproximadamente 14 millones de euros. No está claro el destino, podría ser una entidad europea y algunos hasta deslizan un desembarco previo en Boca Juniors.

El contrato del volante ofensivo de Fuerte Apache tiene fecha de vencimiento el 30 de junio de 2020 y su cláusula de rescisión es de 16 millones de euros. Hace varias semanas se acordó la renovación y una nueva cláusula de 25 millones.

Tras cambiar de representante, “Guayo” Almada prometió estampar la firma, pero el tiempo siguió transcurriendo y al contrato impreso le sigue faltando la rúbrica del futbolista.


Unos días antes del inicio de la Superliga, Agustín Jiménez (hijo de Miguel, vicepresidente de Racing) mantuvo reuniones en Europa con directivos de Manchester City y afirmó que el volante ofensivo sería transferido al club inglés. Inclusive subió una foto a sus redes sociales junto a Pep Guardiola. 

Desde Europa daban por concretada la operación y hasta la prensa deportiva portuguesa publicó que Almada iba a jugar cedido a préstamo en Sporting Lisboa. En Vélez lo desmentían y explicaban que habían recibido una oferta, consideraba insuficiente, informal de Manchester City. 

“Teníamos un acuerdo con Thiago Almada en mayo del año pasado. Al momento de firmar, cambió de representante y tuvimos que renegociar el contrato. Se hizo todo largo, nos pusimos nuevamente de acuerdo y al momento de firmar, cambiaron algunas cosas” declaró el presidente Sergio Rapisarda a Super Vélez Radio (AM 1600).