No es la primera vez que el francés Benoit Paire tiene problemas con la raqueta.

Recordemos el ATP 500 de Washington 2018, cuando en distintos momentos del partido de primera ronda ante el chipriota Marcos Baghdatis rompió tres raquetas…Mejor dicho las destrozó.

Aquella jornada terminó de la peor manera, con derrota y silbidos del público en la despedida.

En esta ocasión en Winston-Salem (Estados Unidos), la cosa no fue para tanto. Paire quiso sacar, la raqueta se le escapó de la mano, y tuvo que repetir el servicio.

Después recompuso su imagen y su juego, y terminó derrotando al hindú Prajnesh Gunneswaran 6-3 y 7-5, para avanzar a tercera ronda.