El entrenador de Boca Juniors, Gustavo Alfaro, admitió esta noche que ante Banfield “no fue la mejor expresión” de su equipo y destacó el “sacrificio” de sus jugadores después de regresar de haber jugado en la altura de Quito por la Copa Libertadores de América.

“Me hizo acordar a Defensa y Justicia en el primer tiempo. En el segundo tiempo no porque presionamos. Entiendo que no fue la mejor expresión de Boca. Es fácil exigir a equipos como Boca o River, pero hay que ver todo, ver el día a día, el sacrificio y todo lo que hacen”, dijo el técnico en rueda de prensa desde el estadio Florencio Sola.

Y siguió: “Venimos de un desgaste importante, con competiciones simultáneas. La verdad es que nos costó el partido. Tuvimos la fortuna de meter el gol rápido. Luego, Banfield adoptó la postura que el torneo anterior les fue bien. Nos ganaban en velocidad en mitad de cancha”.

Al ser consultado sobre por qué reservó a tantos jugadores, Alfaro explicó: “Boca no está clasificado. Tengo que clasificar a semifinales de la Libertadores con Boca, mas allá del clásico. Una vez que termine, pensaremos en River. Cualquier cosa que atente y ponga en riesgo la clasificación, sería una falta de madurez de mi parte”.

“Lo importante es cerrar la llave ante Liga en cancha de Boca. Después veremos qué es lo mejor que tenemos para River”, afirmó.