El seleccionado argentino de básquetbol perdió hoy con España 84-76, en Ningbo, en su último partido preparatorio antes de debutar en el Mundial de China.

El equipo de Sergio Hernández no contó con Facundo Campazzo, quien se recupera de un esguince y espera llegar al debut, dejó una buena imagen frente a una potencia europea.

La figura del partido fue el español Ricky Rubio, quien marcó 25 puntos (10 asistencias) y 17 en el último cuarto. En Argentina, el máximo artillero fue el capitán Luis Scola, con 24 tantos y 10 rebotes.

De esta manera, Argentina cerró una larga preparación, con medalla de oro en los Panamericanos de Lima incluída, y su primer encuentro en el Mundial se dará el sábado ante Corea del Sur, en Wuhan, a las 9.30 hora de aquí.