Nicolás Domínguez ya se subió al avión que lo llevará a Italia para concretar su pase a Bologna, y antes de embarcar aseguró que está “muy contento” por la “linda oportunidad” que se le presentó.

“Estoy muy contento, fue una linda oportunidad, beneficioso para Vélez y para mí. Por suerte se pudo llegar a un acuerdo. Sabía que faltaba muy poco, estaba al tanto de la negociación. Los tiempos apuraron las cosas y se terminó de cerrar. Lo vi con buenos ojos porque el sueño de todo jugador es llegar a Europa. Me va a hacer crecer mucho. Me quedan seis meses en Vélez, pero ya voy a dejar todo cerrado”, manifestó el mediocampista en rueda de prensa.

Bologna pagará 6 millones de euros más bonus por su pase y le cederá también a Vélez el 25 por ciento de una futura transferencia.

Luego de realizarse la revisión médica y firmar el contrato que lo unirá hasta 2024 con su nuevo club, Domínguez viajará directamente a Los Angeles para sumarse al seleccionado argentino, que jugará amistosos ante Chile y México en Estados Unidos.