Luego de haber clasificado a las semifinales de la Copa Libertadores de América en Asunción ante Cerro Porteño, el plantel de River Plate se entrenó hoy en el estadio Monumental y espera la evolución del mediocampista Ignacio Fernández para determinar si podrá jugar el domingo en el Superclásico frente a Boca Juniors, por la quinta fecha de la Superliga.

Fernández sufrió contra los paraguayos una molestia en el isquiotibial izquierdo y será esperado hasta último momento por Marcelo Gallardo, ya que lo considera vital en la mitad de la cancha.

Los jugadores que actuaron en Paraguay realizaron trabajos regenerativos y el resto hizo ejercicios más intensos para igualar las cargas.

El resto sería el mismo equipo que jugó el desquite contra Cerro Porteño, aunque habrá que esperar a la práctica de mañana para tener más indicios.