El rumor, el lunes, comenzó a sobrevolar por el Bosque platense: Diego Maradona parecía ser uno de los candidatos a suceder a Darío Ortiz en la conducción técnica de un Gimnasia y Esgrima La Plata que pelea por la permanencia en el inicio de la presente temporada.

Con el correr de las horas la posibilidad perdió fuerza, pero el ex entrenador del seleccionado argentino, de último paso por Dorados de Sinaloa, en el Ascenso mexicano, se encargó de reflotarla este martes.

No lo hizo de manera directa, es decir, no se postuló abiertamente para conducir los destinoso del Lobo. Lo que sí hizo Maradona fue remarcar que no recibió ninguna propuesta, y que, en caso de hacerlo, la estudiará.

“Quiero aclararles que yo no recibí, ni rechacé, ninguna propuesta de equipos argentinos, como andan diciendo. No tuve contacto oficial con ningún club. Estoy bien de salud y por supuesto que sería un honor para mí dirigir en mi país. Siempre me gustaron los desafíos. Le mando un abrazo a todos”, aseguró el 10 en su cuenta de Instagram.

Horas más tarde, su abogado, Matías Morla, admitió abiertamente la posibilidad de que Maradona vuelva a dirigir un club argentino después de más de 20 años.

“El 10 de septiembre hay una reunión con el presidente, están viendo el tema del número y nosotros estamos con el ok. Con los negocios de Diego en Venezuela y en Cuba está todo bien, así que nada, va a depender de las ganas que tiene Gimnasia, nosotros estamos para ir mañana”, aseguró en un audio publicado por FM 91.3 de La Plata.

En la señal TNT Sports, en tanto, habló Ricardo Salas, secretario general de la institucion platense, quien admitió que la negociación con Morla “avanzó mucho”.

Maradona se recupera actualmente de una operación en la rodilla, una de las razones por las que concluyó su ciclo en Dorados, equipo con el que peleó el ascenso a la Primera División del fútbol mexicano.