El entrenador del seleccionado argentino de básquetbol, Sergio Hernández, afirmó que el partido jugado hoy ante Rusia era una prueba de fuego para el equipo, y que este después de cuarenta minutos de juego, “la pasó”.

“Fue un partido tremendo. Rusia es un equipo que defiende muy fuerte y te lleva al error. Estoy muy muy contento por el triunfo. Fue un gran test para nosotros, una prueba que teníamos que pasar, y pasamos. Nos llevamos una victoria determinante para la segunda fase”, expresó Hernández.

Posteriormente, en conferencia de prensa, el técnico argentino indicó que “sabíamos que íbamos a jugar incómodos. También sabíamos que ellos no iban a poder anotar con fluidez y que teníamos un muy buen scouting hecho. Había que soportar la frustración y tomar las cosas con tranquilidad. Insisto: le ganamos a un equipo muy fuerte”.

Otra de las cosas que el técnico argentino destacó fue la “fortaleza mental” de sus jugadores para salir de momentos complicados, como los que atravesó el equipo a lo largo del partido.

Somos un equipo con fortaleza mental. Que saben que se puede perder, pero no le temen a eso. Desafiamos situaciones. Hoy se había puesto muy feo. Y en ningún momento nos caímos desde lo mental. Sí consideró que tenemos que crecer a partir de esta experiencia”, puntualizó.

Foto: FIBA