El seleccionado argentino Sub 23, que el miércoles por la noche goleó a Bolivia por 5-0 en un amistoso, no se toma tiempo para descansar y este jueves retomó los entrenamientos, con vistas al encuentro de preparación que disputará el domingo en la cancha de Argentinos Juniors, frente a Colombia.

Ese choque también apunta a continuar sacando conclusiones para el Preolímpico que se disputará en aquel país cafetero entre el 18 de enero y el 9 de febrero del año próximo, y entregará dos plazas para Tokio 2020.

Los trabajos de esta mañana en el predio que la AFA tiene en Ezeiza, naturalmente, fueron sin mayores exigencias: hubo una sesión de recuperación, definición y fútbol reducido.

La buena producción del equipo ante Bolivia en el estadio Florencio Sola, ante un excelente marco de público, seguramente fue un espaldarazo no solo para el entrenador, Fernando Batista, sino también para los jóvenes futbolistas que buscan un lugar en el Preolímpico.

Fernando Valenzuela, partícipe necesario en la mayoría de los goles argentinos, y Ezequiel Ponce, autor de un triplete tras ingresar en el complemento, fueron las piezas más destacadas del elenco albiceleste sub 23, que viene de consagrarse campeón en los Juegos Panamericanos de Lima.

El siguiente encuentro, el domingo en el estadio Diego Armando Maradona, comenzará a las 17 y la entrada será, nuevamente, un alimento no perecedero.