El seleccionado argentino de básquetbol, ya clasificado a los Juegos Olímpícos de Tokio 2020, le ganó hoy con una gran actuación colectiva a Serbia por 97-87, y avanzó a las semifinales del Mundial de China.

Los dirigidos por Sergio Hernández demostraron una vez más en el torneo un aceitado juego colectivo y puntos altos en Facundo Campazzo, Luca Vildoza, Patrico Garino y en el capitán Luis Scola, quien fue determinante en un pasaje vital del último cuarto y terminó como el máximo artillero del equipo con 20 puntos.

Argentina consiguió de esta manera su sexta victoria consecutiva y su rival el viernes en semifinales será el triunfador del choque Estados Unidos-Francia.

Nuevamente, Campazzo se hizo gigante en el inicio del partido y comandó los ataques del equipo argentino, pero además se hizo importante en defensa con tres robos.

Serbia fue temible en la zona pintada con sus torres y el desgaste que le generó contenerlos a los argentinos.

En un duelo parejo, Argentina se llevó el triunfo en la primera manga debido a una inspiración de Campazzo en el cierre y una bandera de Deck para cerrar 25-23.

El ingreso de Luca Vildoza fue importante para los albicelestes en el segundo cuarto, ya que le dio frescura y dinámica en ataque. Además, fue la importante la efectividad en tiros de tres puntos frente a una Serbia que continuó con su juego físico debajo del aro, pero que tuvo fallas defensivas que fueron aprovechados por los lúciso jugadores argentinos.

El 54-49 fue un reflejo del buen rendimiento mostrado por el equipo nacional, sobre todo en la concentración y en la búsqueda de caminos acertados para llegar a la conversión.

El tercer período estuvo dividido en dos partes porque al comienzo Argentina mantuvo la intensidad y agresividad para imponerse ante los serbios, pero después bajó el nivel, producto del cansancio, y los rivales encontraron respuestas en sus tiradores para acortar la distancia a un solo punto 68-57.

Serbia pasó al frente en el inicio del último cuarto con un triple de Guduric y allí aparecieron respuestas en Garino y Campazzo, quienes con dos lanzamientos de tres volvieron a dejar arriba a los albicelestes.

Apareció también Scola en un momento clave para que Argentina no le deje chances a Serbia de acomodarse en el partido.

El cierre fue a pura defensa y conversión para Argentina, que celebró a lo grande un triunfazo que lo dejó entre los cuatro mejores equipos del certamen.

Síntesis del partido:

Argentina: Facundo Campazzo (18), Nicolás Brussino (4), Patricio Garino (15), Luis Scola (20) y Marcos Delía (4) (fi). Entrenador: Sergio Hernández. Ingresaron Nicolás Laprovíttola (8), Gabriel Deck (13), Máximo Fjellerup (2), Agustín Cáffaro, Tayavek Gallizzi (2) y Luca Vildoza (11).

Serbia: Bogdanovic (21), Jovic (7), Lucic (12), Raduljica y Jokic (16). (fi). Entrenador: Djordjevic. Ingresaron Bjelica (18), Guduric (5), Marjanovic, Micic (5) y Simonovic (3).

Parciales: Argentina 25-23, 29-26, 14-18 y 29-20.

Estadio: Dongguan.