La derrota por 4-1 ante Arsenal en Sarandí pegó fuerte en Leonardo Madelón. El entrenador de Unión de Santa Fe admitió este sábado que sintió “una vergüenza sana” por esa caída, y dejó bien en claro que necesita dar un golpe de timón para enderezar el rumbo de su equipo.

“Siento la vergüenza sana de haber perdido y estar entre los últimos, no solemos estar ahí. De hoy rescato que tengo que cambiar sino te vas hundiendo”, admitió el técnico de un equipo Tatengue que apenas sumó 4 puntos en las primeras seis fechas de la Superliga.

En rueda de prensa, Madelón también enfatizó que está preparado para efectuar los cambios que considere necesarios para revertir este presente, y que si la situación no se modifica no se quedará “a robar en el club”.

“Tengo la posibilidad de trabajar tranquilo, el hincha de Unión conoce lo que logramos estos años. Viene Central, tenemos que hacer un buen partido y sumar. No hay que volverse loco con ganar desesperadamente, hay que sumar para cortar la racha”, remarcó.

En ese sentido, agregó: “Haremos cambios en la táctica y seremos más mezquinos o más audaces, no lo sé”.

“Mañana otra vez a laburar y silencio, porque hay cosas que no las podés explicar”, aseguró Madelón, que pareció morderse los labios en más de una oportunidad para no excederse con sus palabras, debido a una notoria y entendible molestia por la situación de Unión en el torneo.