Diego Maradona ingresó por primera vez al campo de juego del estadio del Bosque como técnico de Gimnasia y Esgrima La Plata.

El flamante conductor del Lobo inyectó una gran ilusión en los hinchas de un equipo que pelea por mantener la categoría y esto quedó claro en la mañana de este domingo, en la previa del juego ante Racing.


“Veo sonrisas y me pongo loco de felicidad. Esto me emociona”, aseguró Maradona en el campo de juego, de cara a una de las plateas y frente a una pared de fotógrafos apremiados para tomar una imagen de este momento.

Luego, Maradona se dirigió al banco de suplentes visitante, donde se fundió en un abrazo con el entrenador de Racing, Eduardo Coudet.

“Esto es lo que buscamos, todos los futbolistas salimos a una cancha para arrancarle una sonrisa a la gente. Y yo lo estoy logrando”, sintetizó en diálogo con Fox Sports Premium.