Rob Howley, integrante del staff técnico del seleccionado de rugby de Gales que se apresta a jugar el Mundial de Japón, fue apartado de su cargo, y regresó a su país, luego de que se lo involucrara en un caso de apuestas.

El entrenador habría vulnerado la regulación 6.3.1 de World Rugby, que se encarga de la lucha contra la corrupción y las apuestas en ese deporte.

Howley ha cooperado plenamente con nuestras discusiones iniciales y le pedimos a los medios que aprecien que este es un asunto difícil y personal para Rob, y que se respeta su privacidad antes de llegar a un resultado”, señaló una parte del comunicado de prensa dado a conocer por la Federación galesa.

Howley, de 48, trabajó como asistente de Gatland desde 2008, y se lo mencionaba como uno de los candidatos a entrenar, junto a Conor O’Shea, el seleccionado de Italia a partir de 2020.

“Es un gran golpe para todos los involucrados y para Rob Howley a nivel personal. Creo que el equipo se verá afectado. Tienen suerte de tener a Stephen Jones, es una persona e influencia increíblemente positiva”, expresó Michael Owens, ex capitán de Gales, en declaraciones realizadas a 5 Lives.

El nuevo entrenador de ataque de Gales será Stephen Jones, cuya designación surgió de un consenso entre el head coach Warren Gatland  y los jugadores más experimentados del plantel.