A raíz de los hechos ocurridos en la previa del partido por la Copa Argentina entre River Plate y Godoy Cruz en la cancha de Lanús, la APREVIDE decidió dictarle la prohibición de concurrencia a 89 barrabravas e hinchas violentos del club de Núñez.

Éstos no podrán ingresar a ningún espectáculo deportivo en la provincia de Buenos Aires como tampoco acercarse a entrenamientos y/o concentraciones de planteles deportivos. En caso de hacerlo, estarán cometiendo un acto de contravención.

Cabe destacar que en el transcurso de los últimos cuatro años, la APREVIDE dejó fuera de los estadios a más de 3.500 hinchas violentos –incluyendo varios jefes de barras bravas- y que en la actualidad hay más de 100 barras que están cumpliendo prisión efectiva.