En el duelo de titanes, se impusieron los All Blacks

El seleccionado de rugby de Nueva Zelanda inició con éxito la defensa de su título de campeón, al derrotar 23-13 a Sudáfrica en un partido correspondiente a la primera fecha del Mundial que se desarrolla en Japón.

En un partido en el que Sudáfrica pegó primero (penal de Handre Pollard, a los 2 minutos), los All Blacks tuvieron la capacidad para liquidarlo todo en cinco minutos, los que mediaron entre el empate, logrado a través de un penal, y una conversión, que dejó el marcador 17-3.

En esos cinco minutos (23 al 27 del primer tiempo), el pie de Richie Mo’unga (dos conversiones y un penal, en ese lapso), y la velocidad para superar a la defensa sudafricana, que no pudo impedir los tries de George BridgeScott Barrett, bastaron para dar vuelta el curso de la historia.

Sudáfrica reaccionó en la segunda parte gracias a la puntería de Pollard, y la presión de su terceras líneas, y eso le permitió colocarse a cuatro puntos de diferencia (13-17, en el minuto 58).

Ante esta situación, Nueva Zelanda simplificó su juego, aceptó el desafío físico y dejó descontar los minutos. Mientras Sudáfrica se desgastaba, Beauden Barrett asumió la tarea de pateador en el tramo final del encuentro para estirar la diferencia con un nuevo penal convertido, a los 73 minutos.

“Fue un gran partido de prueba. Fueron los 80 minutos completos hasta el final, en los cuales tuvimos que trabajar, ya que debimos defendernos desde temprano. Tuvimos nuestras chances, logramos tomarlas, y, probablemente, esa fue la única diferencia en el juego”, señaló Kieran Read, capitán de los All Blacks.

Foto: @AllBlacks

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *