Fue una de las figuras del Mundial de China.

Apenas si tuvo tiempo de dejar el bolso en su casa y acomodarse al horario de España, que tuvo que volver a un rectángulo de juego para afrontar con el Real Madrid una nueva edición de la Supercopa.

Fue vital en la victoria en semifinales sobre el Fuenlabrada, y hoy, en la final ante el Barcelona, volvió a ser desequilibrante.

Por todo eso, Facundo Campazzo fue elegido como el MVP de la Supercopa, la cual quedó en manos del Real Madrid.

“Tenía muchas ganas de volver y jugar con el equipo y eso me ha ayudado a cambiar el chip. Ganar de la manera que ganamos ayer y de la forma en que jugamos hoy en gran parte del partido tiene mucho mérito. Cuando el equipo está bien, las individualidades se elevan·, expresó Campazzo.

Este es la segunda designación como MVP que recibe Campazzo este año, ya que había sido elegido como el Jugador Más Valioso en la final de la Liga ACB en la que el Madrid también superó al Barcelona.