Marcelo Bielsa es endiosado por unos y otros no le perdonan lo sucedido en el Mundial 2002, pero pocos dudan de su honestidad. Esa misma virtud hoy le dio el premio Fair Play de la FIFA en el marco de la entrega de los premios The Best, que se realizó en Milán.

El galardón le fue otorgado por su decisión de obligar a su equipo, Leeds United, a dejarse hacer un gol por Aston Villa, ya que antes su equipo había marcado con un futbolista rival tirado en el piso.

Esa jugada tomó luego mayor trascendencia, porque una victoria en ese partido podría haberle dado al Leeds de Bielsa el ascenso a la Premier League de manera directa, algo que después no pudo lograr tampoco en playoffs.

La acción que le valió un premio al Loco:

Fuente: Youtube