El centro de Inglaterra Piers Francis podrá estar presente en el partido del próximo sábado ante Los Pumas, debido a que no fue sancionado por el tackle alto cometido contra un jugador de los Estados Unidos, en el encuentro llevado a cabo el pasado jueves por el Mundial de Japón.

Francis aceptó que incurrió en un tackle alto, y la peligrosidad del mismo, algo que, según lo señaló el Comité Disciplinario encargado de juzgarlo un comunicado de prensa, ayudó a que no se lo sancionara. 

Por supuesto que además de la palabra de Francis, los integrantes del comité consideraron, entre otros aspectos, la intención del jugador inglés de “evitar la cabeza del oponente haciendo un intento definitivo de cambiar su propia altura y la posición de su cuerpo”.

Cabe recordar que por tackle alto ya fueron suspendidos por tres semanas en lo que se lleva jugado del Mundial de Japón, el estadounidense John Quill, y los samoanos Rey Lee-Lo y Motu Matu’u.

Foto: RWC